+53 22608388

Cinco Factores a tener en cuenta después de una Situación Traumática

Cinco Factores a tener en cuenta después de una Situación Traumática

MSc. Maireyes Batlle Quintosa. Psicóloga y Consejera Cristiana. 

Centro Apoyo a la Familia. Ministerio Apoyo Cuba

Después de una situación traumática una gran variedad de personas va a solicitar nuestra ayuda y orientación para su recuperación. Siendo que usted está aprendiendo cómo ayudar de una mejor manera a las personas, le motivamos a que tenga en cuenta los siguientes factores. 


I. Las personas víctimas de una situación traumática son parte de la población normal.

En la fase inicial de asistencia se recomienda al asesor que: 

A. Acepte los comportamientos que observa corno una reacción normal a la situación.

B. Evite al máximo asumir que hay algún tipo de anormalidad severa en la persona, a no ser que haya evidencia de ello. En ese caso esté seguro que la persona sea remitida al especialista. 

C. Evite el uso de términos clínicos, como paranoico, psicótico, obsesivo, para identificar a una persona. 

II. Usualmente hay una gran diversidad entre las víctimas que se asisten a buscar ayuda. 
El asesor debe saber que las personas que se están asistiendo son muy diferentes y la población es diversa no solo en términos de edad, género grupo étnico o nivel educativo. Lo más importante es observar las variables de personalidad, de temperamento, las reacciones de ansiedad, las variables situacionales como el grado de destrucción o daño físico, pérdida de propiedades etc. 

III. No todas las personas o todas las comunidades se desintegran cuando enfrentan una situación traumática

Muchas de las imágenes que tenemos con respecto al suceso han sido adquiridas vía televisión, radio y prensa y el mayor énfasis se da en el sufrimiento, el pánico, la ansiedad y la pérdida de la esperanza. 
Y la realidad es que solo un grupo mínimo de personas muestran realmente afectaciones emocionales extremas. 


IV. El apoyo práctico es la base de la estabilidad emocional. 

Las personas se van a sentir mucho más cómodas de compartir y confiar en un asesor que les ofrece algo para satisfacer sus necesidades, que puede comunicarse con el resto de la familia para informarles lo que sucedió, o que hace lo que puede para crear un ambiente de seguridad y bienestar. Las personas no se sienten muy cómodas con alguien que tan solo asume el papel de reportero o periodista haciendo preguntas, pero no interviniendo en las necesidades del momento. 

V. Rumores y especulaciones son comunes en medio de situaciones traumáticas.

El conocimiento e información dan a la persona un sentido de control. Por esta razón, a las personas víctimas de una situación traumática se les debe proveer información correcta, clara y relevante en el tiempo adecuado para ayudarles a manejar y adaptarse mejor con la realidad de la situación. Un rumor sin ningún tipo de evidencia y prueba puede aumentar el nivel de ansiedad o puede crear una falsa esperanza; en el tiempo más apropiado, el asesor debe proveer información que contenga evidencias reales de lo que ha pasado. Por lo tanto: 

* No participe en la promulgación de rumores,

* No especule con teorías personales. 

* Provea la información que ha sido autorizada para compartir. 

* Sea honesto y provea apoyo en las necesidades identificadas. 

En medio de las situaciones traumáticas o de crisis, la identificación de necesidades es clave para evaluar y determinar los pasos a tomar al asistir a las personas, tomando en cuenta varios factores, entre ellos edad, condición físico-mental-espiritual, contexto cultural, especificidad del tipo de crisis, etc.

No hay comentarios

Añade tu comentario